Molí de Dalt, icono de Sant Lluís

moon
Molí de dalt, Sant Lluís

En nuestro paseo por el pueblo de Sant Lluís, el Molí de Dalt da la bienvenida a todos los visitantes con sus imponentes aspas y su reconocible combinación de colores blanco y celeste.

Este molino harinero se construyó en 1762, durante la corta época de dominio francés en Menorca. El Molí de Dalt abasteció a la ciudad de Sant Lluís y al resto de la isla durante numerosos años. Esta emblemática edificación consta de una torre cilíndrica de 12 metros que configura, hoy en día, una parte indispensable del bonito pueblo de Sant Lluís. Junto con el Molí d’Enmig y el Molí de Baix, ambos construidos también a finales del siglo XVIII, dibuja la imagen característica de este pueblo menorquín de herencia francesa.

El molino estuvo en activo hasta 1949, cuando una fuerte tramuntana lo hizo caer. En 1987 se reconstruye, conservando la maquinaria original, gracias a la adquisición que había hecho el Consell Insular de Menorca tres años antes.

El molino de viento dispone de una maquinaria de madera que aprovecha la fuerza eólica mediante las aspas para girar la mola que convierte el grano en harina.

En su planta baja acoje actualmente un museo etnológico, con interesantes colecciones de herramientas y aperos del campo y de oficios ya desaparecidos. Muchos de esos instrumentos fueron cedidos por los propios vecinos de la localidad. Además, el visitante encontrará una oficina municipal de información turística.

Aprovecha tus vacaciones en el Hotel Rural Biniarroca y visita esta emblemática edificación de la vecina población de Sant Lluís. Como ya sabéis, en Hotel Rural Biniarroca ponemos al alcance de nuestros huéspedes toda nuestra profesionalidad y dedicación para que vuestra estancia en nuestras instalaciones sea memorable.

Related Posts