La Catedral de Menorca, emblema de Ciutadella

moon
Catedral de Menorca

Un paseo por Ciutadella, la bella capital eclesiástica de Menorca, concluye casi siempre con una parada en la Iglesia de Santa María, la Catedral de Menorca. Fue construida en 1287 por orden del rey Alfonso III después de la conquista de Menorca. Aunque no fue declarada como catedral hasta 1795. La construcción de la iglesia se hizo sobre una pequeña mezquita de la medina musulmana, de la cual se conserva actualmente el antiguo minarete.

Si por algo destaca la Iglesia de Santa María de Ciutadella es por la amplitud de su nave, de catorce metros y medio de anchura. Junto con los veintitrés metros de altura de su bóveda de crucería de seis tramos, la catedral constituye un referente de la corriente artística del gótico catalán.

Víctima de saqueos históricos

La Catedral ha sido víctima de varios ataques que han sido muy relevantes para determinar su apariencia actual. El primero de los saqueos fue el asalto turco de 1558. El gran incendio que se provocó en el interior del templo dañó la estructura del edificio y acabó con el mobiliario litúrgico. Tras el derrumbe parcial del año 1626, el templo se remodeló adoptando medidas para equilibrar la estructura con vistas al futuro.

Algunos de los trabajos realizados durante los siguientes siglos fueron la capilla de las Almas, de finales del siglo XVII, de estilo renacentista; la capilla neoclásica de la Purísima, de principios del XIX, así como la portada principal.

También durante la Guerra Civil la Catedral de Menorca sufrió el ataque y expolio de su patrimonio cultural.

Todos estos contratiempos han hecho que, hoy en día, la Catedral sea una auténtica representación gráfica de todos los estilos arquitectónicos conocidos en Menorca desde el siglo XV.

Ya en el año 2003 la Catedral fue declarada “Bien de Interés Cultural” (BIC). Desde Hotel Rural Biniarroca recomendamos visitar este emblema arquitectónico y cultural de la isla que nos ayudará a conocer un poquito más la historia de Menorca. Además, durante los meses de verano, se ofrecen recitales de órgano y visitas guiadas para conocer el patrimonio propiedad del Obispado de Menorca.

Related Posts