Del campo a la mesa: el huerto de Biniarroca Bistró & Restaurante

raquel

La búsqueda de la experiencia hotelera perfecta se refleja en el cuidado por cada detalle. En Hotel Rural Biniarroca trabajamos para ofrecer una estancia inolvidable a cada uno de nuestros huéspedes. Y como no podía ser menos, nuestro Biniarroca Bistró & Restaurante quiere sumarse a ese objetivo. Potenciamos el producto local y todos nuestros proveedores son de Menorca. Además, gran parte de nuestras hortalizas proviene de nuestro propio huerto ecológico. Para que durante tu estancia en la isla saborees la auténtica Menorca.

Las ventajas de los productos de proximidad

No hay duda de que los productos de kilómetro cero ofrecen diversas ventajas tanto para el medio ambiente como para los consumidores. Se trata, pues, de una iniciativa sostenible que contribuye a mantener nuestro entorno y garantiza una oferta de productos de calidad. Si todos consumimos productos de proximidad, el impacto medioambiental es menor y nuestro organismo también lo agradece. Además, apoyar la producción local es vital para mantener la economía del lugar.

No olvidemos las ventajas gastronómicas. Los productos que van del campo a la mesa conservan mejor sus propiedades ya que se cosechan en el momento óptimo de maduración y no pasan por cámaras frigoríficas que alteren su sabor. Y eso se traduce en platos nutritivos y llenos de matices.

En Biniarroca Bistró & Restaurante nos apuntamos al slow food, esa corriente que defiende la gastronomía local y con productos de temporada. Por eso en Hotel Rural Biniarroca contamos con nuestro propio huerto ecológico.

El huerto de Biniarroca Bistró & Restaurante

Estos días la actividad en nuestro huerto es intensa. Ya hemos empezado a plantar varios tipos de lechugas con las que nuestro chef prepara, entre otras, la deliciosa ensalada de espinacas con remolacha, queso de cabra, nueces y bacon con vinagreta de mango.

 

Berenjenas rellenas a la menorquina, elaboradas con productos de nuestro huerto

 

En verano cosecharemos berenjenas, calabacines, pimientos, pepinos, varios tipos de tomate… También hemos dedicado una parcela de tierra a las hierbas aromáticas. Nos sirven para aromatizar aceites, realizar salsas y decorar platos. Albahaca, tomillo, menta, cebollino, salvia, perejil, perifollo, cilantro y orégano son las aromáticas que cuidamos con esmero. Como novedad, este año nos hemos atrevido a plantar manzanilla. Así nuestros huéspedes podrán disfrutar de una reconfortante infusión tan típica de Menorca.

Con esta iniciativa pretendemos concienciar sobre la importancia de una alimentación sostenible y a la vez ofrecer platos con productos de primerísima calidad.

Related Posts